BLOG LEGAL

in     por Anna 28-10-2016
0

Tenemos las relaciones jurídicas “inter vivos” y “mortis causa”, ésta es cuando a la muerte de una persona es necesario que alguien la sustituya, ocupe su lugar en la titularidad de bienes y deudas, en el gobierno y administración en general de los intereses y del patrimonio relicto, así como la seguridad del tráfico mercantil y en  la economía social. En esta línea dice el artículo 33 de la Constitución que «se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia».

En la sucesión por herencia el heredero o sucesor a título universal (art. 660) ocupa el lugar del difunto, sucediéndole en todos sus derechos y obligaciones transmisibles (art. 661). También  existe la llamada sucesión a título particular o en bienes y derechos determinados dejados por el causante, es el legatario pero  no es en puridad sucesor ya que no ocupa la posición jurídica del “de cuius”

La sucesión hereditaria, por razón de su origen, se divide en testamentaria y legal o abintestato  y la legitimaria o forzosa, que no tiene los caracteres de auténtica sucesión , refiriéndose a  la legítima. Hay supuestos en los que queda reducida la autonomía dispositiva del causante, a las prestaciones mortis causa de la Seguridad Social, como pensiones de viudedad o viudez y/u orfandad y prestaciones , pensiones y subsidios,  a favor de familiares.

Cuando fallece una persona se produce la apertura de la sucesión, no antes ni después (art. 657).Es cuando se da el llamamiento general a quienes pueden aceptar la herencia (vocación) y en concreto a las personas a las que -conforme al testamento o a la ley- corresponde, adquirirla (delación de la herencia, art. 991). La adquisición se produce cuando el llamado acepta la herencia. Antes de la aceptación  la herencia está yacente y si se repudia o no hay heredero, la herencia queda vacante (supuesto en que corresponde al Estado, art. 956).

La aceptación  se caracteriza por ser un  acto enteramente voluntario y libre, irrevocable, puro, indivisible y además de efecto retroactivo siempre al momento de la muerte del causante (arts. 661, 988 y ss. y 440 respecto a la transmisión de la posesión). La aceptación de la herencia puede ser  pura y simplemente, supuesto en el  que el heredero responde de todas las cargas de la herencia, con los bienes del de cuius y  también con los suyos propios (art. 1.003).

Puede aceptar o a beneficio de inventario, con lo que no está obligado a satisfacerlas, sino hasta donde alcancen los bienes heredados. Desde la Ley 15/2015, de 2 de julio de Jurisdicción voluntaria, la aceptación a beneficio de inventario es un procedimiento a seguir exclusivamente ante Notario, ya que antes eran actuaciones compartidas entre Notario y el Juez.

La Sucesión Intestada es  cuando una persona muere sin testamento o cuando los llamados a ser herederos, por alguna razón, no llegan a serlo.

En Catalunya, el orden de suceder Sucesión Intestada es el siguiente:

1.-Los Descendientes, es decir, hijos o nietos más  cónyuge o conviviente

Cuando la herencia es para los hijos, en caso que  éstos hayan muerto antes que el fallecido, o hubieren sido declarados indignos (por las  causas previstas legalmente), la herencia será para los nietos.  En caso que  uno de los hijos del fallecido no quisiera  la herencia, su parte se incrementará al resto de hermanos. Tanto si hubieren fallecido todos los hijos del causante como si todos ellos no aceptan la herencia , pasará a los nietos.

2.-Cuando el “de cuius” no hubiera tenido hijos ni nietos, toda la herencia será para el cónyuge o conviviente. Si el fallecido tenía hijos, el cónyuge o conviviente superviviente tiene derecho al usufructo universal de todos los bienes del finado; esto es, puede usarlos y disfrutarlos hasta su muerte.

Este derecho no se pierde si el cónyuge o conviviente contrae nuevo matrimonio o tiene otra pareja.

El cónyuge o conviviente puede, en el plazo de un año desde la muerte, escoger entre el usufructo sobre todos los bienes del fallecido, o una cuarta parte de la herencia, además del usufructo de la vivienda conyugal o familiar  : la atribución del usufructo no será posible si dicha vivienda no era del fallecido, ni tampoco si éste hubiera dispuesto de ella en codicilo o pacto sucesorio.

El cónyuge no tiene derecho a la herencia si estaba separado judicialmente o de hecho, o si había pendiente una demanda de nulidad, separación o divorcio, salvo que hubiera habido reconciliación.

3.-En su defecto, será a favor de Ascendientes, a saber  padres o abuelos o bisabuelos.

4.-Cuando no hubiere ninguno de los anteriores será a favor de los Colaterales , es decir, hermanos y sobrinos y máximo hasta cuarto grado (tíos y primos-hermanos)

5.-La Generalitat de Catalunya

A diferencia del Código Civil que suceden 1.-Descendientes 2.- Ascendientes 3.Cóyuge 4.Colaterales y 5. Lugar el Estado.

La Disposición Final undécima de la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción voluntaria ha modificado la Ley Orgánica del Notariado en lo que es instar el acta de DECLARACION DE HEREDEROS ABINTESTADO POR EL PARIENTE COLATERAL, que hasta la fecha era competencia única de los jueces.

Se tramita ante Notario el acta con toda la documental necesaria que acredite y designe e identifique a todos los interesados llamados a la herencia, también del causante, y certificados de últimas voluntades y de defunción del Registro Civil. Novedad es que el Notario a fin de procurar la audiencia de cualquier interesado, practicará además de las pruebas propuestas por el requirente , las que estimen oportunas y en especial, aquellas dirigidas a acreditar su identidad, domicilio, nacionalidad y vecindad civil y en su caso, ley extrangeria a aplicar. Realizadas todas las diligencias y transcurrido el plazo de 20 días hábiles a contar desde requerimiento inicial o desde la terminación del plazo del mes otorgado para hacer alegaciones en caso de haberse publicado anuncio, el Notario hará constar su juicio de conjunto sobre la acreditación por notoriedad de los hechos y presunciones en que se funda la declaración de herederos. Cualquiera que fuera el juico del Notario terminará el acta y se protocoliza. Los que no hubieren acreditado a juicio de Notario su derecho a la herencia, lo hará constar y éstos podrán también hacer constar se reservan el derecho a ejercitar su pretensión ante los Tribunales. Posteriormente tendrá lugar la Escritura pública de aceptación de la herencia por los herederos instituidos como tales.

Captcha

0 Comentarios

Captcha